Por qué crear cartas de venta para su veterinaria

Primero que nada, ¿sabe usted crear cartas de venta? Más específicamente, ¿conoce de qué se tratan? Pues, por evidente que parezca, las también llamadas sales page (término en inglés) tienen la finalidad de convertir visitas o usuarios en clientes.

Maneras de utilizarlas hay muchas, pero las más usuales son enviarlas a través de correos electrónicos de sus seguidores en la red (y que hayan accedido a recibir información de su parte) o plasmarlas como una especie de landing page.

Aunque, como cualquier otra estrategia, usted puede hacer uso de ella cuando quiera, dependiendo de lo que piense que le es conveniente, muchos expertos en marketing apuntan a que debería ser un elemento prioritario para expandir o hacer crecer un negocio, sea cual sea el rubro.

Los textos ideales para crear cartas de venta para su veterinaria

Crear cartas de ventas puede parecer de los proyectos más sencillos, pero no siempre es así, especialmente cuando no tiene un amplio conocimiento de las ventajas o beneficios que puede ofrecer al público y que lleva a cabo mejor que cualquier otra clínica de atención para mascotas.

Siendo así, hay algo notorio: No cualquier tipo de texto funciona para esta herramienta del marketing y la publicidad. Pero esto requiere de práctica y pruebas, sobre todo cuando no se han realizado algunas con anterioridad.

Entonces, ¿cómo deben ser? La idea es que se manejen textos que vayan más allá de lo informativo. Se debe transmitir el valor real de lo que está ofreciendo y no, no son servicios veterinarios, algo que, mientras vaya sumergiéndose más en el campo del marketing, internalizará.

Otro aspecto importante de estos elementos es que permiten convencer al posible cliente de realizar una acción. Claro está, no es una ley que se cumpla con todos los usuarios, pero es lo que busca una carta de ventas.

Es necesario que maneje un tono acorde con su audiencia, recordando que no está vendiendo un servicio o un producto, sino una idea, un valor, un beneficio y la resolución de un problema, a través de argumentos y ofertas llamativas.

Imagen: https://www.freepik.es/foto-gratis/primer-mano-escribiendo-cuaderno

¿Cómo se puede empezar a crear una carta de ventas?

Ahora que ya conoce de qué se trata esta herramienta, seguramente se está preguntando por dónde iniciar. ¡Espere! No comience a escribir sin antes responderse lo siguiente:

¿Qué objetivo tiene o qué es lo que desea vender?

En su centro veterinario ofrecerá una variedad inmensa de productos y servicios. Intente enfocarse en el que quiera destacar. Procure que se trate de aquél que iniciará una relación con el posible cliente. ¿Una primera cita para su mascota, podría ser?

Tendrá que ser lo más específico posible para alcanzar esa meta. El mensaje debe ser claro y preciso para no confundir a los seguidores. Esto implica lo que hemos dicho: enfocarse en un solo servicio o producto.

Si hace caso omiso de esta recomendación (que es más bien una obligación), la persona que lea esta carta de ventas se perderá entre tanta información y lo más probable es que no llegue a concretar una compra.

¿A quién va dirigida o cuál es su cliente ideal?

Este es un tema que siempre tratamos de priorizar. Lo que usted vende parecería adecuarse a las necesidades de cualquier persona que tenga una mascota en casa, pero no, no es así.

Pero, más allá de ello, nos referimos a un tipo de cliente dentro de su gama de clientes ideales. Así de específico tiene que ser. No es lo mismo crear una carta de ventas dirigida a una persona que no lo conoce en absoluto que a alguien que ya es asiduo a su negocio, ¿cierto?

Para cada uno de ellos hay que manejar un discurso diferente, aunque intente ofrecer el mismo servicio o producto, si es que lo hace (ya que no siempre será así, especialmente cuando no se trata de alguna novedad para todos)

Este es un punto clave para este proceso. Sin tenerlo claro, no podrá saber qué busca o qué necesita ese cliente específico, dentro de la gama que posee en su base de datos, para decidirse a tomar lo que ofrece.

Qué obtendrá a cambio el cliente es algo importante a tener en cuenta al crear cartas de venta

Necesita especificar los beneficios que va a obtener ese cliente al aceptar la oferta que está planteando. No tiene por qué crear un listado de los mismos, pero podría hacerlo.

Además de los beneficios, puede incluir las garantías que ofrece su centro veterinario al permitir que se le confíe la salud de una mascota, así como cualquier extra o bonus que quiera añadir.

Los beneficios que mencione van a ser comprobados por los dueños de mascotas una vez que hayan recibido satisfactoriamente el servicio, por lo que la propuesta de los mismos debe ser real y creíble.

Top view of business man hands working on laptop or tablet pc on wooden desk.

¿Tiene clara cuál es su propuesta de valor?

Presentar el o los beneficios de su servicio es importante, pero no sirven de nada si no van acompañados de una buena propuesta de valor.

Si existen varios centros veterinarios que ofrecen lo mismo o algo parecido, ¿por qué habrían de seleccionar el suyo como el más seguro y confiable para llevar a cabo la tarea? Eso es algo que usted sabe o debe resolver para crear cartas de venta.

La idea es destacar sobre la competencia, pero con valores reales de su marca. Algo que lo diferencie del resto y que el cliente valore como para comprarle a usted.

¿Reconoce la identidad verbal de su marca?

Relacionado a lo que hemos llegado a mencionar anteriormente, debe saber cómo habla su marca. Sí, lo hace y es a través del tono que utiliza para generar ventas.

En términos generales, se podría decir que se enfoca en las palabras que usted usaría o no para tal fin. Debe ser idéntico al que utiliza en el resto de sus estrategias de marketing. Que se entienda que se trata de la misma empresa.

Por si no lo sabía, los textos son una fuente poderosa de reconocimiento de marca. A través del tono un cliente puede saber si se trata o no del mismo negocio.

Grandes compañías como Netflix, Coca Cola, Xiaomi, entre otras, son ejemplo de ello. Pero no es una cuestión que manejen solamente las grandes empresas. Su clínica veterinaria también lo debe hacer.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.